Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
José María Nieto @JoseMariNieto
Viernes, 18 de diciembre de 2015
Mustang versión europea

La reconversión del mito

Guardar en Mis Noticias.

En 1964 Estados Unidos daba a luz a uno de sus hijos predilectos. Con 1109 kilos de peso, casi cinco metros de largo, un motor de 170 pulgadas cúbicas y seis cilindros en línea, el Ford Mustang llegaba al mundo de la mano de Carroll Shelby. La Ford Motor Company había conseguido crear uno de los mejores “muscle car” de la historia. 50 años después, la sexta generación de Mustang llega, por fin, al mercado europeo.

“Me llamaron del concesionario cuando llegó y fui ese mismo día a verlo. No podía aguantar más” señala Ángel Trigueros, uno de los primeros afortunados en tener la versión europea del mito. “Ha superado con creces mis expectativas, lo compré sin verlo, sobre el papel y con el simulador virtual. La primera impresión fue la de cumplir un sueño, tener 310 caballos de potencia bajo el capó no es cualquier cosa” afirma Juan Carlos Vázquez, también de los primeros en poseer este "muscle car". Y es que el Mustang tiene cuatro tipos de motorización según el modelo. Para los que adquieran el Mustang con carrocería Fastback o Convertible, podrán elegir entre el motor V6 de 3.7L, que ofrece hasta 300 caballos o el motor EcoBoost de 2.3L que produce 310 caballos. Si a alguno le parece poco, Ford ofrece otras dos alternativas. El motor V8 de 5.0L que produce 435 caballos está disponible en el modelo GT y el V8 de 5.2L de 526 caballos se reserva para el todo poderoso Shelby GT350. Parte del encanto de este modelo tiene que ver con la deliciosa respuesta y sensacional tacto de sus motores. Quedan pocos así en el mercado, que se sientan tan inmediatos, tan lineales y que se disfruten a 1000 o a 7000 rpm.

[Img #6575]

En cuanto a prestaciones, el Mustang de serie ya ofrece la suspensión más prestacional posible (en Estados Unidos existen varias opciones), asientos en piel, climatización bizona, faros HID, sensor de lluvia, sistema de audio de nueve altavoces, grandes discos de freno (380 y 352 mm delante en GT y Ecoboost, respectivamente, y 330 mm detrás en ambos) con pinzas Brembo y llantas de 19 pulgadas, entre otras cosas. El interior, que bien podría ser de un Ford Mondeo en lo que a calidad de materiales y acabados se refiere, mantiene la esencia americana con relojes grandes que marcan en kilómetros y millas, así como el volante, tremendamente grande.  El habitáculo luce algún que otro plástico duro (en molduras de las puertas o en la tapa de la guantera, los que más llaman la atención), pero se contrarresta con detalles cromados, como el logotipo del caballo Mustang en el volante. Por último, el maletero ofrece un volumen de carga de 408 litros en la versión con carrocería Fastback y de 332 litros en el caso de la variante descapotable.

 

CON ESENCIA VALENCIANA

 

La factoría valenciana de Ford en Almussafes ha vuelto a recibir el apoyo de la multinacional estadounidense al encargarle la producción de motores que equiparán el mítico Mustang. La carga de trabajo de la planta valenciana completa una inversión de 1.112 millones de euros en su ampliación, que ha incluido un tercer turno de trabajo y la contratación de 1.800 nuevos empleados. Almussafes sigue a la cabeza de las fábricas europeas de Ford, siendo la mayor productora y una de las más importantes de la compañía americana.[Img #6572]

El Submarino • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress