Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Antonio Arroyo (@Ton_Arr)
Lunes, 16 de noviembre de 2015
ENTREVISTA A YERAY OLIVERO

Yeray Olivero: "El artífice de que yo esté aquí es mi padre"

Guardar en Mis Noticias.

Dejó su tierra para triunfar. Diez años después, Yeray Olivero, disfruta de su esfuerzo en la élite del fútbol sala español. A sus 31 años, vive una segunda juventud deportiva y eso se nota en el campo. Su seguridad y regularidad han hecho del portero del Levante UDDM un héroe silencioso. Mientras otros marcan goles para lograr victorias, Yeray, con sus paradas, gana partidos. Hoy descubrimos su lado más personal.

[Img #6170]

 

Pregunta: ¿Por qué el fútbol sala? ¿En qué momento decides dedicarte a este deporte?

 

Respuesta: Esta pregunta tiene mucho valor sentimental para mí. Empecé en el fútbol. Mi padre era portero de fútbol y fue el que me metió en este mundillo. Con el tiempo fui compaginándolo con el fútbol sala. Se me daban muy bien ambos deportes, pero llegó el Gran Canaria, me dio la oportunidad de jugar profesionalmente y decidí apostar por el fútbol sala. Pero el artífice de que yo esté aquí es mi padre. Él me metió en este mundo y gracias a él he llegado hasta donde estoy. Le doy las gracias allí donde esté.

 

P: ¿Cómo te definirías como portero?

 

R: Me gusta que esta pregunta se la hagan a otros. Lo que me caracteriza, lo que yo siempre suelo aportar es regularidad. Llevo diez años como profesional y me considero un portero que siempre está ahí, en los momentos que hay que estar. Llegar a la élite es difícil, pero creo que es más difícil mantenerse. Esa regularidad es la que me ha ayudado a llegar, mantenerme y la que mejor me define.

 

P: ¿Tienes alguna manía al salir al campo o ponerte bajo los palos?

 

R: Muchísimas (risas). Yo creo que incluso me he comprado libros para ir dejando manías atrás porque algunas no eran ni sanas. Siempre juego con una camiseta de apoyo a mi familia y a mi padre, el cual falleció hace dos años cuando yo asciendo a primera. Además, juego siempre con la misma ropa interior y con la camiseta de Néstor, para mí un padre deportivo de Gáldar.

 

P: ¿Te queda algún sueño por cumplir en este deporte?

 

R: Sí, tengo uno. Sería jugar la Copa de España. Una vez ya me clasifiqué, pero por circunstancias no pude disputar ningún minuto y, quieras o no, tengo esa espinita. También me gustaría jugar con la Selección, pero eso lo veo casi imposible con el nivel que tienen, ahora mismo, los porteros en España. Clasificándome para la copa de España y jugándola, creo que cumpliría todos mis retos deportivos.

 

P: ¿Qué compañero de vestuario te ha sorprendido más y qué rival es el más duro al que te has enfrentado?

 

R: Como compañero siempre diré el mismo, Néstor, de Gran Canaria. Fue como mi padre deportivo. Yo llegué siendo un chavalito, mi primera experiencia profesional fuera de casa, y él me ayudó en todo. A día de hoy sigo jugando con la camiseta que me regaló hace más de ocho años, ya no se le ve ni el nombre, somos como hermanos.

Y de los que me he enfrentado, creo que Fernandao es el que más me ha gustado y  he sufrido. Era un pivot que me encantaba, le tirabas el balón, una lavadora o un microondas y lo bajaba, luego se giraba y tenía muy buen disparo de puntera. De los jugadores que más me ha impactado. El uno contra uno de Gréllo también me parecía espectacular.

 

P: El año pasado tuviste una gran temporada y te ganaste la renovación, ¿este verano tuviste alguna oferta para irte a otro equipo?

 

R: Yo tenía claro que quería quedarme, pero si que es verdad que llegaron ofertas muy tentadoras. Llegó una oferta incluso para jugar los playoffs, el año pasado, con Jaén cuando se queda sin porteros. Desde el club me pusieron todas las facilidades para poder salir, jugar los playoffs y volver, pero yo tenía claro que quería quedarme. El “presi” hizo un esfuerzo para que yo siguiera aquí y yo estoy muy a gusto con la directiva, entrenador y compañeros. Además, Valencia me encanta y hace un clima parecido a Tenerife. De hecho, creo que el gran momento de estado de forma que estoy viviendo en el Levante UDDM, es gracias al cúmulo de todas esas cosas.

 

P: ¿Dónde crees que está el objetivo de este Levante para esta temporada?

 

R: Creo que el objetivo que nos tenemos que marcar es no caer en tierra de nadie. Tenemos que estar luchando por algo. Creo que el equipo tiene que optar a algo más que el descenso, pero sería un error fatal no ser conscientes de él.  Aún así, hay que ser optimistas e intentar, al menos, a falta de tres jornadas para la copa, estar ahí y luchar por entrar. Tenemos una plantilla con muchas caras nuevas y, poco a poco, nos vamos acoplando, pero yo pienso que el equipo tiene mucho margen de mejora para lograrlo.

 

P: ¿Cuántos años le quedan a Yeray Olivero en el fútbol sala?

 

R: Pues creo que muchos. Considero que estoy en el mejor momento de mi carrera deportiva. A mis 31 años recién cumplidos voy sumando mayor experiencia, muchos años jugando profesionalmente y creo que se junta todo. Ni con 21 años estaba tan en forma como ahora (risas). Yo creo que mi idea es jugar tres o cuatro "añitos" más y retirarme. Pero quiero jugar cuatro años más a un gran nivel. Después de ahí, son 10 años fuera de casa y quieras o no, la tierra, la familia tiran. Aún así, ojalá que sean 4 años en el Levante y poder retirarme aquí.

 

 

 

El Submarino • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress